Energy Top


Formación Infocosmética

Desde que Energy llegó a España de la mano del ingeniero Leo Franek, hasta estos días, ha ido en constante evolución  y aceptación  gracias a los resultados conseguidos. 

Y no solo en el ámbito de la salud, si no que también ha despertado un gran interés en un sector menos esperado: el de la cosmética.

Es por este motivo que hemos ido desarrollando una serie de investigaciones relacionadas con un concepto que está claro en el siglo XXI, y es que SALUD = BELLEZA, o en este caso que nos concierne, BELLEZA = SALUD.

Nuestros estudios, van más allá de la simple observación del desarrollo exitoso de un trabajo, buscamos información, contrastamos, indagamos, analizamos hasta entender de que manera podemos beneficiarnos de un tratamiento cosmético Energy, porqué funciona, qué nos aporta...

Y este es nuestro reto. En nuestros cursos de formación continuada, exponemos de manera sencilla todo el desarrollo de nuestros tratamientos de Infocosmética Energy, con el concepto que entendemos del ser humano, y es que está compuesto de cuerpo y alma.

Lejos queda ya la idea de cosmética tradicional o convencional. En la actualidad sabemos (o al menos pretendemos hacer saber), que nada que no intervenga en la resolución específica de un problema en su origen o raíz, podrá hacer algo para mejorar nuestro aspecto externo, ya que una piel escamosa, acneica, desvitalizada o cualquier otro problema escogido al azar, no tiene su origen en la misma piel. Siempre será la expresión externa de un problema interno, y no solo me refiero al propio cuerpo físico, ya que el problema de origen  puede estar alojado en nuestro cuerpo emocional o incluso en el mental, de manera que desestabiliza una serie de sistemas energéticos que acaban por instalarse en cualquier zona de nuestro cuerpo de forma inestética.

A través de esta serie de artículos, pretendemos dar a conocer el resultado de nuestras inquietudes y estimular a que cada uno de vosotros se sumerja en los caminos de su propia belleza.

 

                                                                                                Beti Martí. Salou




_________________________________________________________________________________________________________________

 

Energy contempla la diversidad que es el ser humano, y es por eso que no basa sus tratamientos en la sintomatología, sino que va más allá y no se detiene hasta dar con la causa que los ocasiona. Y una vez hallada la causa, se plantea qué tratamiento hay que seguir.

 

En cosmética, la cosa no es distinta. No nos interesa en absoluto tapar los problemas o atacarlos en superficie, ya que los granos, manchas, arrugas o cualquier otro problema  indican  claramente que algo en nuestro cuerpo no va bien.

 

Un estudio minucioso, que incluye la observación y un cuestionario hábilmente conducido, nos darán con toda seguridad el origen del problema. Será fácil contrastar los resultados obtenidos con ciertos problemas de salud que muchas veces pasan desapercibidos por la costumbre o por descuido, pero que cobran vida al nombrarlos.

 

Por ejemplo: Llega a la consulta una persona con bolsas alrededor de sus ojos. Quiere una solución. Al observar vemos que su piel está extremadamente seca, vemos también que la acción / reacción de su piel es muy lenta. Diagnosticamos piel deshidratada. Preguntamos si bebe suficiente agua, cuantas veces va al baño, si siente molestias en lar rodillas o si tiene problemas en los riñones o en la zona lumbar... Preguntamos desde cuando tiene esas bolsas y si en aquella época le pasó algo especial, preguntamos qué sintió.

 

Analizamos todas las respuestas, y en este caso, vemos claramente que tiene una disfunción en su sistema renal.

 

El tratamiento se reduce a aplicarse dos veces al día Artrin, en toda la cara, previamente higienizada con Milk Clean Cytovital y Lotion Cytovital, insistiendo en la zona orbicular y mentón.

 

Si hubiera dolor en lumbares y o rodillas, o en cualquier otra articulación podrá igualmente aplicarse Artrin, y con ello, no solo eliminaremos las inestéticas bolsas, sino que además estaremos haciendo un tratamiento en beneficio de su sistema renal.

 

 

                                                                                                Beti Martí. Salou

_________________________________________________________________________________________________________________


¿Por qué Energy para tratamientos de Infocosmética?

Hasta ahora la cosmética convencional se ha preocupado únicamente del aspecto externo de la piel, empezaron usando aceites para embellecer y perfumar el cuerpo, hace cientos de años, recordemos incluso los baños con leche de camella o de burra para exfoliar la piel y afinarla..., aparecieron los maquillajes para “tapar” o “camuflar” las “imperfecciones” que no queríamos ver... después intentaron aportar agua y grasa a las pieles deshidratadas o desnutridas,... y poco a poco se ha hecho un extensísimo surtido de productos “milagrosos” que va en cabeza en el “ranking” de la economía mundial. Desde la época de Cleopatra hasta hoy, ciertamente, la cosmética ha evolucionado...
Pero no lo suficiente, ya que los laboratorios de productos cosméticos, se encuentran con una gran barrera que franquear: la epidermis, que está especialmente diseñada para proteger el cuerpo de los agentes externos. Es por eso que las investigaciones se han centrado en cómo franquear dicha barrera y como “colar” los productos de los cuales la piel “carece”, sin tener en cuenta cómo queda el estado de la piel después de dichas “manipulaciones” y los posibles rechazos que se manifiesten...

Contactación: es el nivel más                                superficial, el producto queda en superficie. (ejem. maquillajes).
Inbibición: es la penetración incompleta, se produce cuando el producto sólo cruza la capa cornea pero no llega a la germinativa.
Penetración: es la introducción de los productos a través de la piel hasta la capa germinativa.
Absorción: es el nivel de penetración más completo ya que las sustancias alcanzan las dermis, y de aquí, por vía sanguínea, a todo el cuerpo
.
En el concepto clásico de penetración, hay dos maneras posibles de llevarse a cabo, la transepidérmica, en la que el producto pasa a través de la capa córnea (cosa prácticamente imposible) y la trananexial en la que el producto penetra a través de los conductos pilosebáceos y sudoríparos.

Energy sabe perfectamente los desafíos que se encuentra con la piel, pero como basa su formulación en una base de bioresonancia, significa que sus productos actúan por la interrelación vibracional, equilibrando los meridianos que encuentra a su paso. Al establecerse este tipo de información, no necesita que ciertos principios activos penetren en el organismo, ya que es suficiente con que lo hagan sus vibraciones. Y  en este sistema, no hay barreras que impidan el proceso.
A éste tipo de transmisión en forma de onda en la cual penetra la frecuencia vibracional, se le llama principio de resonancia.